4 Enemigos que afectan la Credibilidad de tu Negocio en Internet

como tener credibilidad en Internet

El Internet está creciendo a un paso exorbitante; cada vez son más las empresas y personas que basan su plan de negocios y el desarrollo de su estrategia comercial totalmente en Internet y los medios digitales.

Tener no solo presencia en Internet, sino participación y dinámicas comerciales en Línea que estén muy bien integradas con el funcionamiento comercial, es una obligación para los negocios hoy en día.

La creación de Páginas Web, Blogs y Embudos para empresas y negocios de todo tipo es una tendencia al alza que crece exponencialmente.

Para muchos de estos negocios que dependen de la Web para producir Ventas e Ingresos, la Credibilidad de sus plataformas es un gran Factor para tener en cuenta, sin embargo, muchos se descuidan o no le prestan la atención suficiente a estos 4 aspectos que deterioran grandemente la confiabilidad por parte de sus clientes.

 

Enemigo #1: Tu Imagen Personal es descuidada y Demasiado Casual

Este es uno de los enemigos de tu credibilidad más fáciles de eliminar, sin embargo, cuando no se le presta atención, por parecer algo de poca importancia para tu negocio virtual, sus efectos pueden ser devastadores.

Aunque no lo creas, y aunque no parezca algo crucial en un medio como Internet, a las personas aún les gusta relacionarse con una persona, así sea virtualmente, y no solamente ver una interfaz.

Tus clientes buscan cualquier rastro de ti en tu Portal Web, y mientras es buena idea poner una foto tuya, generalmente en la sección de “Sobre Nosotros”, para suplir esta necesidad, poner cualquier foto es mala idea.

No puedes poner cualquier foto tuya, es importante que cuides tu imagen, porque a través de ella, así sea en una simple foto puesta en Internet, también vendes.

Mostrar una foto exageradamente elegante, o vistiéndote como un oficinista aburrido también puede ser perjudicial, en especial si tu nicho de mercado es algo practico, pero irte demasiado hacia lo casual, tanto que roces lo descuidado, es un error crítico.

Cuida de tu imagen, procura vestirte bien y tomate una foto limpia, sin ruido en el fondo, con buena calidad de imagen, que refleje quien eres, y que muestre que eres un experto y un profesional en lo que haces.  Sonríe siempre porque esto creara una conexión positiva con tus clientes.

 

Enemigo #2: Casos de Éxito muy Superficiales

Exponer testimonios y casos de clientes que han tenido éxito con tu servicio o producto digital es una práctica super común por estos días. Y no es para menos, el hecho de ver que otros han intentado algo, y que les ha funcionado, crea una sensación de “aprobación social” que invita a remedar la acción, porque la consideramos así segura.

Sin embargo, como en todo, no es así no más: No se trata solo de poner algunos testimonios y dejar que los clientes digan lo que quieran, - ¡Esto puede perjudicar mucho tu imagen y tu credibilidad!

- ¿Por Que?

Déjame te explico: Pues resulta que si les das rienda suelta a tus clientes para que emitan su opinión, estos se dedicaran más que todo a mostrarte aprecio por la persona que eres, y a decirte cuan simpático y agradable les pareces. Hablaran mayormente de tus capacidades y cualidades, pero no de lo que vendes.

El problema es que alguien que hasta ahora este conociendo lo que tu ofreces, desea saber rápidamente que es lo que tu vendes y como eso les va a ayudar, y si tienes testimonios superficiales realmente lo vas a confundir. No van a entender que vendes ni porque lo necesitan.

Por lo tanto, para solucionar este problema, lo mejor que puedes hacer es pedir testimonios y mostrarlos, Si, Claramente, pero dándole unas guías básicas y simples a quienes se lo pides.

A la hora de pedir el testimonio, puedes decirles cosas muy sencillas como: Cuéntame que resultados obtuviste en Cifras – Cuéntame Como te sentías antes y como te sientes ahora – Cuéntame Como Cambio tu vida o en que aspectos cambio tu vida gracias a mi – Cuéntame cuales son las 3 mejores cosas en tu opinión de mi producto / servicio en Línea.

 

Enemigo #3: Mezclar tu vida personal y privada con tu vida profesional y tu negocio

Veamos, por un lado, está bien darle un toque personal a tu negocio, mostrando proximidad y relación con tus clientes. Crear una conexión humana es totalmente recomendado y provechoso para tu negocio.

Sin embargo, todo debe tener un límite. El cuarto problema de credibilidad comienza cuando esa relación, ese vínculo entre tú y tus clientes es demasiado estrecho, y tus clientes terminan por ver y enterarse de cosas que no deberían.

El error es mezclar tu cuenta personal, por ejemplo, de Facebook, con tu cuenta profesional o la cuenta de tu negocio.

NUNCA mezcles estas dos cuentas, nunca las entrelaces.

Es mejor que tengas una cuenta “Personal” de Negocios, luego una cuenta para tu negocio y aparte, tu cuenta realmente personal donde tienes a tus familiares y amigos.

 

Enemigo #4: Un Sitio Web malo, poco ordenado y mediocre.

Por último, el enemigo #4 que ABSOLUTAMENTE asesina tu credibilidad es una Página Web mediocre.

A estas alturas, en este tiempo y en esta era, ya cuando el Internet cumple más de 24 años a partir de su apertura comercial en 1994, es TOTALMENTE INACEPTABLE que un individuo, o una empresa, que pretende hacer Dinero y Negocios serios en Internet, tenga un sitio web mediocre, feo y malo. Es Inaceptable.

Parecería obvio, pero aun a menudo se dejan ver empresas y negocios, aun siendo empresas digitales enfocadas en el medio virtual, con páginas web absolutamente horribles. Tanto estética, como funcionalmente.

  • ¿Que credibilidad tiene una “Agencia de Publicidad Online” que presenta una página mediocre?
  • ¿Que pensarías de un “Estudio de Diseño Web” cuya página no carga bien y no está bien diseñada?

Hazte un favor, sea cual sea tu negocio en la Web, procura tener una buena página de Internet.

No tiene que será super exclusiva, o costosa, ni extravagante, solo tiene que ser buena y actual.

De hecho, muchas veces resulta mejor tener una página sencilla y simple, pero sin que esto signifique que sea mediocre. Estoy seguro de que tú me entiendes, y que puedes distinguir entre una buena página y una mala. Entre una pagina simple y muy bonita a una pagina sencilla y bien fea.

Por Favor, Nada de utilizar Flash (Tecnología ya obsoleta y contraproducente para el SEO), Imágenes sin optimizar, Formatos de imagen poco convenientes, Logos hechos por ti, Plantillas no afines, entre otros.

Si la vas a crear tú, y no eres un diseñador web ni un programador, procura utilizar una plataforma fácil de usar y muy confiable como Wix, o WordPress.

De lo contrario mándala a hacer, pero no escatimes tanto en gastos. Créeme que si lo haces vas a perder muchos clientes y mucho Dinero. Contrata a un buen diseñador que tenga un portafolio REAL y comprobable, que tú puedas verificar.  Si lo haces bien, más adelante vas a ver los resultados.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of